El miedo

Estándar

miedo

El miedo…mecanismo adaptativo del organismo ante un daño o peligro real o imaginario… algunas veces el peligro ni siquiera existe pero no podemos controlarlo, y tiene consecuencias significativas , ya que quizás nunca suceda el acontecimiento que antecede al miedo y que provoca en nosotros esa emoción… aún así tenemos miedo.

El miedo cambia, y de repente ya no tienes miedo a que el monstruo que se esconde en el armario te tire de los dedos de los pies cuando duermes o que el día menos pensando los peluches te respondan… de repente tienes miedo a ver sonrisas apagadas, gente que sin pedir permiso decide marcharse para no volver y que la gente que te queda, y de la que cuidas quizás no de la mejor forma, pero que defenderías sin dudarlo enfrentándote sin miedo al dragón de las 3 cabezas te fallen… y de repente tienes miedo y ese nudo, ese nudo que decimos tener en la garganta porque suena cursi decir que nos estripa el corazón, mirar al lado y vernos solos ante la nada.

Y después está ese hueco, que hacía unos años era el mismo hueco que quedaba en la hucha que escondías debajo de la cama o el que quedaba en el maletín de las barbies al cerrarse, pero que ahora no se llena y ya no depende de los juguetes depende de la gente que tienes al lado.

Y después está la tristeza, y ésta tiene mucho que ver con el miedo y con el hueco del maletín de las barbies, la tristeza es el miedo a sentir el hueco vacío y el hueco vacío tiene mucho que ver con el nudo en el corazón.

Rocío Fernández Díaz (Julio 2013).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s