Dragones….

Estándar

La paciencia nos enseña los límites y establece nuestros valores.

La paciencia nos pone de manifiesto hasta donde somos capaces de llegar, pero sobre todo, la paciencia, nos recuerda constantemente la importancia de lo que vivimos.

Hay momentos en los que la paciencia nos hace desesperarnos, es entonces cuando se vislumbra el verdadero valor de las cosas, cosas hechas a base de sueños, sueños forjados a base de entrega, cosas que te hacen desesperar hasta el punto de tocar la desesperanza con la yema de los dedos, y es justo en ese momento en el que aparece la esperanza.

La esperanza es un duende, un duende eterno y fiel. Eterno y fiel porque renunciamos a él de forma constante, casi perseverantes en ello en más de una ocasión y aun así la esperanza sigue viva.

La esperanza se parece a ese dragón sin dientes, que acaricia con sus alas nuestro estómago hasta recordarnos que estamos vivos, y que estar vivo implica seguir luchando.

Para seguir luchando hay que creer. Podemos creer en cosas casi imposibles, que no es que sean menos reales, pero quizás haya que creer más en ellas, o podemos creer en el día a día, en el nombre que se escribe en algún sitio o en esos sitios en los que aún, y quizás con cierto temor aunque con deseo y ganas, quedan por escribirse.

Debemos de creer, de hecho todos lo hacemos, podemos creer en Dios o en nuestras posibilidades, podemos creer en la persona que está a nuestro lado o en quienes aún están por llegar o algún día se fueron, porque estar vivos implica creer, porque creer implica saber esperar y porque para esperar hay que tener ilusión y sobre todo la certeza de que siempre hay algo más.

La paciencia transforma gracias a la esperanza, el miedo de lo que no llega, como las noches de espera con calor a oscuras, en las que no tenemos la respuesta, pero que de cierto esperamos ansiosos a que llegue, y que sabemos que no pueden salir NUNCA MAL aunque tarde un par de días, aunque sean incoherentes, aunque casi no tengan recursos  y lo  único que vengan a decirnos es ¿Seguimos?

Pues sigamos…

693607130

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s