“La mochila”

Estándar

IMG_20140512_214509

Una mochila puede llenarse de rencor, de cartas rotas sin remitente, de deseos que nunca fueron llevados a la práctica, por miedo a ser “valientes en exceso”.

La mochilas que pesan, es porque están llenas de mensajes de esos que se quedan en “borradores” o de proposiciones “incoherentes” que nunca nos atrevimos a decir, por miedo al rechazo.

Esas mochilas, están llenas de abrazos que no fuimos capaces de dar y de veces que nos dimos la vuelta, cuando realmente teníamos ganas de volver a intentarlo.

Esas mochilas están llenas de oportunidades que no tuvieron la oportunidad de tocar el éxito o el fracaso por miedo , y que nos convirtieron en cobardes.

Esas mochilas están llenas de ocasiones en las que nos rendimos antes de llegar al límite…pero esas mochilas no se cargan…esas mochilas se arrastran.

Pero una mochila también puede llenarse,

 de momentos de esos que te dejan sin aliento.

Una mochila también puede llenarse de amaneceres rotos por un beso, de tardes de invierno de esas que empañan los cristales.

Una mochila puede llenarse de deseos, de ilusiones, de propósitos y de proyectos, que aún están por llegar y que independientemente de su “posibilidad” nos tienen en vilo.

Entonces la mochila casi no pesa, hay momentos en los que te detienes para recobrar el aliento, pero esa parada, nunca llega a ser lo suficientemente pesada como para terminar abandonando.

¿Y tú que llevas en tu mochila?

693607130

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s