“Pedazos de silencio”

Estándar

be6f4e4d_o

 

En París en el barrio de los Artistas, esperando a dibujar uno de esos abrazos únicos e irrepetibles, uno de esos abrazos sin prisa, con tiempo y a destiempo, uno de esos abrazos que se dan con la intención de volver a recuperarlo todo, entonces ya el tiempo no disputa ninguna batalla perdida, ahora luchas contra el olvido, contra las cosas imposibles y contra todos los previstos o imprevistos que surjan en el universo…porque ahora todo cuanto tienes es el espacio escaso que te separa . En Candem Town paseando hasta que te duela el alma de imaginar, que cuesta perpetuar todo lo que es de carne y hueso y más aun lo que no se percibe, se siente o se contempla con los ojos, haciendo las cosas mucho más concretas y reales aun si cabe.

Qué importa…qué importa cuando te regalan un billete hacía alguna parte, tras el que se esconde unas ganas irrefrenables de arreglarlo todo, de sonreír, de apostar, pero somos desconfiado, maldita desconfianza suspicaz e irremediable a veces que hace  que no creamos en las formulas que no cuestan dinero, que nos rozan el alma, que nos acarician la espalda que nos duermen a besos. No creemos, no creemos porque vivimos en una sociedad en la que todo cuesta demasiado.

MIEDO IRREFRENABLE … miedo irrefrenable a disfrutar como niños, en un mundo que hemos hecho de adultos por miedo a soñar, no sea que por soñar lleguemos a perderlo todo.

Alma rota, desgastada, con la pluma seca de los sueños rotos, con las piernas cansadas de ir contra corriente y sin alzar el vuelo después de haberlo intentado solos tantas y tantas veces…se escapó la musa de los relatos cortos, de los versos sin voz, de los besos en ningún sitio…y mientras tanto jugamos a intentar entenderlo todo.

Y qué me dices de ese acorde en el silencio, en vez de ese eco que rebota haciéndote escuchar lo que dices sin descanso … una y tantas veces, sin respuesta. Encadenado a la locura de llegar a pensar, que quizás no esté en lo cierto, renunciando a tu esencia o los principios en los que creíste desde hace tanto.…

¿Y los sueños? maldita batalla que acampa en el corazón de los que no descansan, insaciable sed, provocada, por la necesidad de no ser capaz de dejar nada a medias, de seguir intentándolo, aunque el resto en tu lugar, hubiese abandonado hace tanto, sin que te queden más fuerzas…sin querer dar más explicaciones que las precisas y sin necesitar la aprobación de nadie más, con tanto y nada pendiente a la vez…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s