Tomar decisiones acertadas

Estándar

girl lying in sunset on a meadow

Pensamos que los sueños son esa “pequeña parte de nosotros mismos” que debemos doblegar, a esa otra parte de nosotros mismos, llamada “razón”.

Consideramos que los sueños son irracionales, impulsivos, indeterminados y caprichosos y a su vez la razón, quién nos hace poner los pies en la tierra, tomar decisiones acertadas, no actuar en caliente (esto no siempre es negativo) y elegir la opción correcta, cuando tenemos que elegir y esa elección implica riesgo en cierto modo.

Lo cierto, es que está demostrado que son las decisiones “por instinto” las que nos garantizan en la mayor parte de las ocasiones, el éxito (desde hace mucho, fueron las encargadas de garantizarnos la supervivencia y aquí estamos). Dichas decisiones están impregnadas por un fuerte componente emocional, que nos arrastra, nos envuelve y que nos permite ser capaces, de decidir desde el minuto uno, en vez de terminar analizando en exceso las situaciones, lo que nos lleva a terminar eligiendo “lo que debemos” en vez de lo que “queremos” ,no dejándonos ser nosotros mismos o felices en última estancia. Y es que las decisiones correctas, no siempre son las que menos daño hacen, las más sencillas, las que menos polvo levantan o las que menos tiempo cuestan. A veces las decisiones correctas no son las que más argumentos a favor tienen y mucho menos las que van a favor de la corriente o de lo que piensa la mayoría y mucho menos lo esperado por todos.

Las decisiones correctas algunas veces implican decepción, de quienes en su momento, no fueron capaces de ser lo suficientemente valientes, por al menos, luchar por sus sueños. las decisiones acertadas implican rechazado y la exigencia constante, de buscar argumentos por parte, de quienes les gustaría estar convencidos de la misma forma que tú, para dar el primer paso.

La decisiones correctas hacen que el corazón tiemble y a su vez te hace plantearte todo lo planteable para que lo que aparezca sea “tu esencia” y no lo que los demás han hecho de tí en base a lo esperado. Las decisiones acertadas, implican tomar planteamientos desacertados, arrancar muchas páginas en blanco, hacer apuestas antes de ver tus propias cartas y sobre todo creer, creer en que lo que vale la pena es lo que sientes.

Existen infinidad de variables extrañas (por llamarlas de algún modo), para ponernos las cosas excesivamente difíciles, concedámosnos la oportunidad de ser felices en una sociedad que hasta entonces “ser felices” no se nos ha permitido, por el miedo al propio miedo. Seamos arriesgados que ya “nuestras variables extrañas” por si solas y sin pedir permiso, se encargan de ponernos los pies en la tierra  y de nada nos sirve ir por delante de ellas con los pies en la tierra “por si acaso”. Por que quizás lo bueno que nos regala la vida sea eso que pasa, mientras “andamos esperando” a que lo malo llegue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s